Gonzalo Rojas

Gonzalo Rojas

1917-12-20 Lebu
2011-04-25 Santiago
19083
0
0


Premios y Movimientos

Surrealismo

Algunos Poemas

Octubre Ocho

Así que me balearon la izquierda, ¡lo que anduve
con esta pierna izquierda por el mundo! Ni un árbol
para decirle nada, y víboras, y víboras,
víboras como balas, y agárrenlo y reviéntenlo,
y el asma, y otra cosa,
y el asma, y son las tres. Y el asma, el asma, el asma.

Así que son las tres, o ya no son las tres,
ni es el ocho, ni octubre. Así que aquí termina
la quebrada del Yuro, así que la Quebrada
del Mundo, y va a estallar. Así que va a estallar
la grande, y me balearon en octubre.

Así que daban cinco mil dólares por esto, o eran cincuenta
mil,
sangre mía, por esto que fuimos y que somos,
¡y todo lo que fuimos y somos! Cinco mil
por mis ojos, mis manos, cincuenta mil por todo,
con asma y todo. Y eso, roncos pulmones míos,
que íbamos a cumplir los cuarenta cantando.

Cantando los fatídicos mosquitos de la muerte:
arriba, arriba, arriba los pobres, la conducta
de la línea de fuego, bienvenida la ráfaga
si otros vienen después. Vamos, vamos veloces,
vamos veloces a vengar al muerto.

Lo mío —¿qué es lo mío?—: esta rosa, esta
América
con sus viejas espinas. Toda la madrugada
me juzgan en inglés. ¿Qué es lo mío y lo
mío
sino lo tuyo, hermano? La cosa fue de golpe
y al corazón. Aquí
va a empezar el origen, y cómanse su miedo.

Así que me carnearon y después me amarraron.
A Vallegrande —a qué— ¡y en helicóptero!
Bueno es regar con sangre colorada el oxígeno
aunque después me quemen y me corten las manos,
las dos manos.
—Dispara sin parar
mientras voy con Bolívar, pero vuelvo.

Pablo De Rokha

No habrá pellín comparable, hasta la eternidad
no habrá pellín comparable al Macho Anciano que nos dio
el fundamento
del instrumento, sin cuyo furor
lúcido no andan los volcanes, no crecen
portentosos en su turquesa los grandes ríos, nadie
pudiera nunca haber llegado al alumbramiento
con desenfado así diciéndole tú
al peligro; nadie
que no fuera él tocado
por el rayo del
no Dios, ninguno que no fuera su coraje para el abordaje
del vaticinio hasta el estremecimiento soplándonos lo que
ni el ojo vio antes ni la oreja oyó, la inmensidad
de la Herida el 58 con todo lo cruel
de su premonición en lava
líquida: La república
asesinada
, en ese cuaderno
de tapas negras que él mismo fue voceando con
su vozarrón por los caminos como un auriga encima
de lo destartalado de un carruaje viejo tirado
por cuatro jamelgos yendo y viniendo en la noche
fantasmal por lo polvoriento del polvo; ¡nadie, y
renadie, ni antes ni después, ningún
mortal del aire así tan entero, tan
pellín y hombre, tan unimiento
primordial como nuestro padre violento!

Se nace rokhiano, con amarditamiento* y lozanía
se nace rokhiano, sin estridencia, pensando
piedra y dignidad se nace rokhiano, comiendo esa
pobreza
acomodada que es la pobreza más pobreza
de todas las pobrezas, nadando
mundo, germinando
mujer, hablando
de hombre a hombre con el callamiento, apartado a
la órbita única de ser
sílaba en el Mundo, vertiente. De Rokha
fue vertiente.

Átomo de todos desde el vagido de Los gemidos el
22, mismo al tiempo
que Vallejo el otro apaleado apostó Trilce al
lenguaje lejos
de cuanto aplauso, hasta el velorio de Valladolid 106, desmesura
contra impostura. ¡Dél
vinimos! No haya foto de esto. Y nada
de liviandades con el muerto. Si se mató
se mató, nada de Sic transit gloria mundi,
con mortadela o algo así. No amó la gloria.
Desparramó por el suelo el mito
de sus sesos. Latinajo del carajo: —In propria venit
et sui eum non receperunt. Vino a su propia casa
y los suyos no lo recibieron.

Desocupado Lector

DESOCUPADO LECTOR

A Julio Fermoso.


Cumplo con informar a usted que últimamente todo es herida: la
muchacha

es herida, el olor

a su hermosura es herida, las grandes aves negras, la inmediatez

de lo real y lo irreal tramados en el fulgor de un mismo espejo

gemidor es herida, el siete, el tres, todo, cualquiera de estos números
de la danza es

herida, la barca

del encantamiento con Maimónides al timón es herida,
aquel

diciembre 20 que me cortaron de mi madre es herida, el sol

es herida, Nuestro Señor

sentado ahí entre los mendigos con esa túnica irreconocible
por el cauterio del psicoanálisis es herida, el

Quijote

a secas es herida, el ventarrón

abierto del Golfo contra la roca alta es

herida, serpiente

horadante del Principio, mar

y más mar de un lado a otro, Kierkegaard y

más Kierkegaard, taladro

y por añadidura herida; la

preñez en cuanto preñez en la preciosidad de su copa
es

herida, el ocio

del viejo río intacto donde duermen inmóviles los mismos
peces

velocísimos es

herida, la Poesía

grabada a fuego en los microsurcos de mi cerebro de niño es
herida, el hueco

de 1.67 justo en metros de rey es herida, el éxtasis

de estar aquí hablando solo en lo bellísimo de este pensamiento
de

nieve es

herida, la evaporación

de la fecha de mármol con el padre adentro

bajo los claveles es

herida, el carrusel

pintarrajeado que fluye y fluye como otro río de polvo y otras

máscaras

que vi en Pekín colgando en la vieja calle de Cha Ta–lá

cuya identidad comercial de 2.500 años de droga y ataúdes
rientes

no se discute, es

herida; la cama en fin

que allí compré, con dos espejos para navegar, es herida,

la

perversión

de la palabra nadie que sopla desde las galaxias es herida, el Mundo

antes y después de los Urales es

herida, la hilera

de líneas sin ocurrencia de esta visión

sin resurrección es herida. Cumplo

entonces con informar a usted que últimamente todo es herida.

Gonzalo Rojas (Poeta) - La Belleza De Pensar_1999_Chile
80 veces nadie (Gonzalo Rojas, Chile)
Respuesta a Gonzalo Rojas, no somos "zonzos"
Gonzalo Rojas "Cita con la historia" 2009.00.00
Off the Record - Gonzalo Rojas
EN LA RECÁMARA - Capítulo 131: Gonzalo Rojas Sánchez, Historiador y Académico
Gonzalo Rojas: Sus Poemas en Su Voz - El Fornicio
GONZALO ROJAS - El ejercicio de mi poesía
Gonzalo Rojas: Kast, estúpido fascista
Recuerdos de Jaime Guzmán / Gonzalo Rojas
Respuesta a Gonzalo Rojas que nos trató de "Zonzos"
Gonzalo Rojas - Oropendola
Palabras a Medianoche: Gonzalo Rojas
Cuestionado video homenaje a Gonzalo Rojas
Gonzalo Rojas - Al silencio
Contra la Muerte (Entrevista a Gonzalo Rojas -Parte Uno-)
Gonzalo Rojas: Sus Poemas en Su Voz - Perdí Mi Juventud
Gonzalo Rojas, Premio Nacional de Literatura, en "La Belleza de Pensar"
Juan Azúa - Oscuridad Hermosa (Gonzalo Rojas)
Si las izquierdas pelean entre sí… / Gonzalo Rojas
El sistema del cuchillo
Secuestrados por la revolución / Gonzalo Rojas
Gonzalo Rojas reflexiona sobre el mar
Los días van tan rápidos - Gonzalo Rojas / * Voz: ANDRÉS TORO
GONZALO ROJAS - Metamorfosis de lo mismo (2a sesión)
Boric, neo-marxista / Gonzalo Rojas
Gonzalo Rojas | MATERIA DE TESTAMENTO
Gonzalo Rojas: Sus Poemas en Su Voz - Dos Espejos
La DC no debe olvidar / Gonzalo Rojas
Salvador Allende no fue socialdemócrata / Gonzalo Rojas
OVNIS con Gonzalo Rojas | Capítulo 04 | CADA DÍA MEJOR TV (2022)
La Derecha y la rearticulación / Gonzalo Rojas
Gonzalo Rojas: Comunistas: Nunca más
Nos falta voluntad / Gonzalo Rojas
Carbón. Poema
¿Qué se ama cuando se ama? - Gonzalo Rojas
El numerario Gonzalo Rojas y el jesuita Antonio Delfau dialogan en el Canal 13C de Chile
Gonzalo Rojas: Detrás del feminismo
Gonzalo Rojas: Preguntas a las feministas
Derechas a secas - Conversando con el Profesor Gonzalo Rojas
GONZALO ROJAS - Metamorfosis de lo mismo (1a sesión)
Gonzalo Rojas: Sus Poemas en Su Voz - Das Heilige
Chile llora la muerte de Gonzalo Rojas, el poeta del asombro
Gonzalo Rojas: Sus Poemas en Su Voz - Oriana
Gonzalo Rojas: "los militares terminaron lo que los civiles empezaron" #Allende #50Años #Pinochet
Doble Estandar | Gonzalo Rojas, Abogado Historiador (parte 2) | Capítulo 73
Gonzalo Rojas: Bravatas de la izquierda
Visita la casa de Gonzalo Rojas
Tema Examen Armonía - Gonzalo Rojas
Biografía de Gonzalo Rojas, Vida del Famoso Poeta, Diplomático y Docente Chileno

Véase también

A quién le gusta

Seguidores